Deja la actual administración un sector financiero sólido y con una capitalización de 15.6%, superior al estándar internacional